Barbacoa leña

Tips para ser el mejor anfitrión en tus barbacoas

Una de las actividades más típicas y placenteras para realizar al aire libre con invitados en casa es una buena barbacoa. Siguiendo una serie de consejos muy sencillos puedes convertirte en el anfitrión perfecto, mientras tus barbacoas se convierten en legendarias, para tus familiares y amigos. En Garland sabemos cómo ponerte las cosas fáciles y te contamos algunos aspectos a tener en cuenta.

Utiliza el combustible adecuado, para unas brasas de primera

Para las barbacoas más tradicionales lo normal es utilizar leña o carbón. En el caso de la leña tiene que estar bien seca y tardará más en crear las brasas, aunque los resultados serán mejores, porque la comida adquiere un toque ahumado característico. El sabor y aroma que la leña aporta a las verduras, carnes y pescados – no nos olvidemos de los deliciosos espetos – es inigualable.

Para no quedarte corto, lo ideal es contar con otra zona o una barbacoa vieja o más pequeña donde ir haciendo más brasas para tenerlas disponibles. Si trabajar con leña natural te parece algo tedioso y que requiere mucho trabajo manual, utiliza la maquinaria adecuada para trabajar con comodidad y rapidez. Usa motosierras — eléctricas o de gasolina — y cachadoras para cortar y trocear leña de forma fácil y rápida y centrarte en lo importante: unas brasas de calidad y una temperatura constante de las mismas.

Es más sencillo utilizar carbón, pero es importante que éste sea de calidad. Puedes elegir mineral o vegetal. El primero es algo más complicado de encontrar, pero su duración y la capacidad para desprender calor es superior al vegetal. Con el carbón vegetal debes tener la precaución de no quedarte corto. La barbacoa se va cocinando por turnos, es decir, llenas la parrilla con diversos elementos, salen para comer y mientras tanto se van cocinando los siguientes, para no servir frío. Además si tienes piezas grandes,suelen tardar varias horas en cocinarse, por lo que es importante contar con la cantidad de carbón suficiente.

Una altura de la parrilla apropiada

Las barbacoas suelen tener una altura de parrilla regulable en diferentes posiciones o con una cadena que te permite colocar la parrilla a la altura que desees. Pero ¿cuál es la altura adecuada para tener una buena temperatura?

Un buen truco es, como ya hemos dicho, poner la mano a la altura donde deseas colocar la parrilla y contar hasta diez. Si tienes que retirarla antes porque no aguantas el calor sin quemarte, entonces la parrilla tiene que ir más alta o bajar la intensidad de la brasa. Por el contrario, si no tienes que retirar la mano porque no te quemas, la brasa no es lo suficientemente potente y tendrás que bajar la parrilla o añadir más carbón. Ha llegado la hora de disfrutar de la mejor carne y verduras a la brasa.

La hora de la limpieza

Todos sabemos que disfrutar de tiempo de calidad con los amigos alrededor de una barbacoa es muy fácil. Lo complicado llega a la hora de limpiar. Si tu barbacoa está situada sobre terrazo o plaquetas, es muy probable que tras la reunión, hayan quedado restos de comida en el suelo, manchas de carbón y, lo más difícil, cercos de grasa.

Desde Garland te aconsejamos en un post anterior que uses una hidrolavadora que te ayude a limpiar las superficies exteriores de tu casa sin esfuerzo. Nuestras hidrolavadoras eléctricas y a gasolina te permitirán desincrustar la suciedad más difícil gracias a su gran potencia y alcance.

Garland

Nuestra marca más representativa ofrece una eficiente y vasta gama de productos, dirigida a profesionales y particulares especialmente exigentes.