jardín garland cuidados

Tareas que realizar en verano en tu jardín

Ha llegado el mes de junio y, con él, el solsticio (y la temporada) de verano, aunque parece que este 2018 se resiste a regalarnos los rayos del sol que todos esperamos. Aunque cuidas tu jardín durante todo el año, es el momento de «lucirlo» en todo su esplendor. Puedes hacerlo con orgullo en cualquier época pero es ahora cuando más puedes «presumir» de un jardín saludable, frondoso y bien atendido. En Garland somos tan amantes del jardín y la terraza como tú y te recordamos cuáles son algunas de las tareas de cuidado y mantenimiento más adecuadas mientras duren las bondades estivales.

Prestar especial atención al riego

Evidentemente y como bien sabes, cada especie requiere un riego específico según sus necesidades y características. No obstante, con el aumento de las temperaturas y la sequedad en el ambiente, es obligatorio permanecer especialmente vigilante a la cantidad y la distribución del agua en nuestro jardín. Independientemente de tu planning e instalación de riego, es una buena idea completar tu equipamiento con un nebulizador. Te garantizas así mantener un ambiente fresco y humidificado aún en los días de más calor.

Mantener el césped siempre en perfecto estado

Un césped perfecto puede ser, sin lugar a dudas, uno de los «niños mimados» de tu jardín. Pero no tenemos que explicártelo: es un amante exigente y requiere cuidados constantes. Durante todo el año, un cortacésped eléctrico puede ser tu mejor aliado para mantener su buen aspecto y salud. La época veraniega es una buena oportunidad para revitalizar o recuperar las zonas más castigadas con tepes o panes de césped.

El verano es también el momento indicado para uno de los tres abonados anuales. Recuerda que son recomendables los abonos de liberación lenta y que contengan componentes especiales anti musgo, si tu jardín tiene zonas umbrías. Si quieres evitarte quebraderos de cabeza y olvidarte del cortacésped, no obstante, ya te hemos contado que el césped artificial es una excelente alternativa y, con una barredora peinadora no tendrás que preocuparte por la época del año en la que estés.

Luchar contra los enemigos diminutos del jardín

Para cualquier persona puede tratarse de acompañantes no deseados, sin más. Pero para un amante de la jardinería, la cochinilla, el pulgón o la mosca blanca — por citar los ejemplos más comunes —pueden dar al traste con meses o años de trabajos y cuidados constantes a nuestras plantas y setos. Con el aumento del calor y la humedad, la mayoría de los insectos son más fuertes y resistentes, por lo que no es raro encontrarlos en los exteriores. Con una buena fumigadora y los productos adecuados, lo que para muchos es una pesadilla no será para ti más que una tarea rutinaria de mantenimiento, también en verano.

Ponerse creativo con los setos 

A comienzos de verano, cuando los setos aún están en una fase del crecimiento suave, es un buen momento para comenzar a recortarlos y darles forma. De esta manera, no tendrás que hacer otra cosa que utilizar una motosierra de poda o un cortasetos con cierta regularidad para lograr el resultado deseado. Ya sabes lo difícil que puede resultar retomar el control de un seto, si lo descuidamos y responde a la llamada salvaje de la Naturaleza.