terraza nebulizador

Así puedes darle nueva vida a la terraza de tu negocio

Con la llegada del verano y el calor propio de estas fechas, no hay mejor atractivo que disfrutar de algo fresquito en una terraza, sólo o con amigos. Si tienes un negocio de hostelería, una terraza atractiva, cómoda y con buena temperatura es el mejor reclamo para tu clientela durante la temporada alta. Estos son algunos consejos que puedes tener en cuenta, para diferenciarte de tu competencia y sacarle todo el partido posible.

Dispón de suficiente mobiliario. Atractivo, pero sobre todo cómodo

En función del espacio disponible para montar la terraza, tienes que asegurarte de que el número de mesas y sillas es el apropiado para atender a una mayor demanda, teniendo en cuenta tus posibilidades de reacción para «doblar» turnos, sin que aumenten demasiado ni el tiempo de espera por un sitio libre ni el que transcurre entre la recepción de los pedidos y el momento en el que sirven las mesas. El mobiliario para montar la terraza debe ser atractivo a al vista, pero sobre todo práctico y cómodo. Las mesas deben ser lo suficientemente amplias para que no se agolpe la vajilla y las sillas lo más cómodas posible. Se trata de que los clientes quieran pasar tiempo en tu terraza, no que deban irse porque no están cómodos.

Los parasoles y sombrillas deben ser los adecuados

De igual modo que el mobiliario de la propia terraza, también las sombrillas y toldos deben ser apropiados para proporcionar un entorno confortable, tanto para tus clientes como para tus empleados. En función de las ordenanzas municipales o el ordenamiento que se aplique en tu caso, debes contar con elementos que respeten el impacto visual del entorno en el que estés y ser de fácil montaje y desmontaje. En la medida de lo posible, evita los materiales sintéticos, que magnifican el calor. Elige tejidos naturales como el algodón o similares y, siempre que puedas, de colores claros, ya que los colores oscuros son más sufridos, pero «atrapan» el calor del sol.

Proporciona a tus clientes un micro clima fresco con un nebulizador para terraza

Cuando sufrimos una ola de calor, un ambiente fresco para tomar algo a la sombra es lo más cotizado. Aunque la sombrilla puede proporcionarte un buen resguardo del sol, a veces te podrás diferenciar de tus competidores si añades un plus a tu terraza. Con un nebulizador para terraza tendrás un reclamo imbatible de cara a tu clientela, gracias a la formación de un «micro clima» en tu negocio. Gracias a la formación de «nubes» de agua vaporizada bajo los toldos o sombrillas, los clientes dispondrán de un entorno permanentemente fresco y convenientemente refrigerado — con un descenso de la temperatura ambiente de entre 6 y 8 grados — mientras disfrutan de sus consumiciones. El agua se distribuye en partículas muy pequeñas, que absorben rápidamente el calor ambiental, sin llegar a causar molestos goteos. Un pequeño detalle como este puede llegar a marcar la diferencia.

Refuerza tu personal, para picos de mayor demanda

No hay nada más molesto que una terraza atiborrada de gente que no se encuentra a gusto porque el personal que atiende las mesas está desbordado por el exceso de trabajo. Largas esperas, malas caras e impaciencia pueden jugar en tu contra. Si prevees un aumento de la demanda durante la temporada alta de verano, refuerza tu plantilla con personal experimentado suficiente como para atender tu terraza sin que se te amontonen los pedidos y las comandas. Procura diseñar los turnos de trabajo de manera equilibrada para que todo fluya de manera cómoda y ágil. No solamente para tus clientes, sino también para tu personal. Un empleado feliz es un empleado productivo.