Cómo cortar con la motosierra (1): Abatir un árbol

Cómo cortar con la motosierra (1): Abatir un árbol

Cortar un árbol

Leñador procediendo a talar un árbol con un motosierra Montana 1420.

Abatir un árbol con una motosierra es una operación peligrosa que debe ser realizada por usuarios expertos y con experiencia ya que hay un riesgo elevado de que el árbol o alguna de sus ramas te golpeen en la caída.

Siempre antes de acometer esta tarea es conveniente que sigas los siguientes pasos:

Primero: Elección de la motosierra adecuada.

No todas las motosierras pueden cortar todos los árboles. Aunque idealmente con una motosierra podríamos cortar un árbol de diámetro de casi el doble de la longitud de la espada se recomienda siempre que la longitud de la espada de la motosierra sea superior en un 20% al diámetro del árbol a talar. La motosierra ideal tiene una gran potencia en relación a la longitud de barra para que corte sin problemas hasta en los casos en que la madera del árbol sea muy dura. Motosierras como la Garland Montana 1620 o la Garland Montana 1420 son muy buenas opciones que permitirán talar casi cualquier árbol.

Segundo: Lugar de caída

Un árbol pesa mucho más de lo que aparenta. En su caída puede producir grandes destrozos por lo que se debe evaluar muy bien el lugar donde quieres que el árbol acabe tras el corte.

Cada árbol tiene una forma y una distribución diferente de sus ramas por lo que tendrá más facilidad para caer en una determinada dirección. Si la dirección de caída natural no es la adecuada habrá que realizar una poda previa del árbol (Desramado inicial que veremos más tarde). Utilizaremos la motosierra para descargar de peso la zona contraria a donde queremos que el árbol caiga hasta que veamos claramente que el peso del lado de caída es claramente superior al lado contrario.

No pienses en utilizar cuerdas, cables, eslingas o parecidos para sujetar el árbol y dirigirlo en la caída. Aunque creas que soportarán la fuerza que ejerce el árbol casi seguro que el árbol, si es un poco grande, las partirá y caerá en su línea natural. La única manera para dirigir el árbol es que el centro de masas del árbol esté desplazado del centro del tronco del árbol en la dirección de caída y esto se consigue con el desramado inicial.

Tercero: Verifica que no existen otros árboles, ramas u obstáculos con los que pueda chocar el árbol en su caída.

No solo es importante que la zona donde «aterrice» nuestro árbol sea la correcta, además hay que hacer una valoración de los obstáculos que puede haber en el recorrido de caída del árbol para estar seguro de que ninguna rama golpeará en algún sitio inadecuado. Es especialmente importante asegurarse de que no hay tendido de cables eléctricos cerca u otros objetos que, al estar elevados, nos puede parecer que están a salvo.

Cuarto: Limpia la zona de caída y sus alrededores.

Evalúa la zona donde caerá el árbol y elimina todos los objeto u obstáculos que puedas. Cuanto más limpia esté la zona mejor. Ten en cuenta las ramas del árbol durante la caída van cayendo en la zona de caída clavándose en el suelo, partiéndose y en algunos casos hacen palanca empujando la tierra y los objetos que están por el suelo. Estos objetos pueden salir despedidos con mucha fuerza por lo que minimizar el número de objetos susceptibles de ser despedidos aumenta la seguridad.

Quinto: Recorrido de huida.

Cuando el árbol comience a caer deberás alejarte lo más rápido posible del árbol. Es fundamental alejarse del árbol que cae porque en el momento en el que el árbol comienza a tocar tierra se parten ramas que pueden salir disparadas (o partes de ellas) hacia atrás hiriéndote.

La zona de huida tiene que ser hacia el lado opuesto de la caída y lateralmente para salir de la «zona de retroceso». Existen casos en que un árbol al caer a doblado sus ramas sin llegar a romperlas, y tras caer, ha sido empujado hacia atrás por las ramas, como si fueran resortes, invadiendo la zona en la que estaba el leñador y golpeándolo con fuerza.

Es muy importante que salgas lo antes posible de la zona en cuanto el árbol comience a caer y que no pares hasta que estés suficientemente alejado del árbol. Tienes que alejarte al menos una distancia igual a dos veces la altura total del árbol que cae.

Ya que la huida tiene que ser rápida no se puedes cortar el árbol y pensar, mientras cae, por donde vas a huir y como cas a sortear todos los obstáculos que pueda haber por eso es vital que antes de empezar a cortar planifiques y revises la zona de huida limpiando y desalojando cualquier objeto que te pueda molestar.

Sexto: Delimitación de la zona de peligro

A partir del próximo paso vas a comenzar a cortar y habrá caída de ramas que pueden dañar a personas o animales que transiten cerca del árbol. Debes delimitar claramente la zona en la que crees que podrá habrá riesgo de caída de ramas, la zona de caída y la zona de huida con una cinta de color llamativo e informar a la gente de alrededor de que vas a proceder a talar el árbol.

Séptimo: Desramado inicial

En este paso cortaremos ciertas ramas del árbol antes de proceder al corte de abatimiento con el fin de garantizar que la caída del árbol se produce hacia el lugar deseado. Aprovecharemos también para cortar aquellas ramas que no puedan molestar a la hora de realizar el corte de abatimiento o que nos puedan molestar en la huida.

 

Octavo: Corte-Guía

Llegamos al momento en que realizaremos los cortes en el tronco del árbol para abatirlo. Estos cortes se tienen que hacer de manera precisa ya que serán los que guíen el aterrizaje del árbol. La técnica para guiar el árbol es hacer que el árbol bascule sobre una parte del tronco como si se tratara de una bisagra y que se encargará de asegurar que el árbol caiga hacia la zona deseada.

El proceso de realización del corte consistirá en realizar una cuña en el lado del tronco hacia donde el árbol va a caer. Después realizar un corte horizontal sin llegar hasta la cuña para que la madera que queda actúe como bisagra sobre la que girará el árbol en su caída.

1) Realización de la Cuña:

Haz un corte a 60º (A1) desde la parte alta que llegue a la línea de corte a una distancia de 1/4 del diámetro del tronco.

Haz un segundo corte a 30º (A2) desde abajo que llegue hasta el final del corte A1.

2) Corte horizontal:

El corte horizontal (B) se tiene que realizar unos 3 cm por encima del pico de la línea de corte y se debe llegar hasta unos 3 cm antes del ángulo de la cuña. Se dejan estos 3×3 cm de madera sin cortar para que sean los que actúen de bisagra en la caída del árbol. Esta bisagra es fundamental ya que evitará que el tronco del árbol se desplace y guiará la caída en la dirección deseada.

2.1. Revisión de la motosierra

Cuando empieces a realizar este último corte del árbol (B) es fundamental que la motosierra no se pare por algo tan tonto como que se quede sin gasolina o que no pueda cortar el árbol por que la cadena esté desafilada. Por tanto, es importante que rellenes los depósitos de gasolina y aceite de cadena así como que realices un afilado de la cadena para estar seguro de que podrás realizar el corte sin problemas.

2.2.a) Corte superior a 2 anchos de barra de la motosierra:

Si la longitud del corte horizontal es superior a 2 anchos de la barra de la motosierra tendrás que hacer el corte horizontal (B) en dos pasos parando entre ambos para poner una cuña en el corte.

Primero haz un corte horizontal de longitud igual a dos veces el ancho de la motosierra. Cuando hayas acabado deja la motosierra dentro de árbol con el motor en marcha al ralentí y coloca una cuña (C) para evitar que se cierre el corte.

Después continua el corte horizontal hasta llegar a 3 cm del corte de cuña.

2.2.b) Corte inferior a 2 anchos de barra de la motosierra

Si el diámetro del árbol es pequeño y el corte horizontal es menor de 2 veces la espada puedes realizar directamente el corte horizontal hasta el final.

Noveno: Huida

Tan pronto como notes que el tronco del árbol comienza a inclinarse deja de cortar, saca la motosierra del tronco, apaga la motosierra dejándola en el suelo y aléjate lo más rápido del árbol por el recorrido de huida hasta que estés a una distancia segura.

 Si sigues nuestras recomendaciones Garland sobre como cortar con la motosierra trabajarás de manera eficiente y segura.

Garland

Nuestra marca más representativa ofrece una eficiente y vasta gama de productos, dirigida a profesionales y particulares especialmente exigentes.